Daniel Espinosa




Daniel, primero que nada, quisiera felicitarte por casi 23 años de trayectoria, por poner siempre en alto el diseño mexicano, y por supuesto por tu nueva apertura aquí en la ciudad de Chihuahua. Platícanos: ¿Cuándo te interesaste por el diseño de Joyería?


En realidad, empiezo con el mundo de la joyería entre los 18 y los 22 años, aproximadamente, y en ese entonces decido que tengo que buscar una categoría que me permita expresar lo que estaba viviendo en ese momento. Había tres alternativas: diseño de interiores, arquitectura y la joyería.


Haber vivido todo este mundo (de la joyería) directamente, involucrado con la creación de joyas, lo que vi y lo que conozco desde que era niño, yo lo sen-tía como que no era algo a lo que me iba a dedicar porque lo tenía tan a la mano que no era algo que disfrutara. Es más, ni siquiera lo podía visualizar de esa manera hasta que tiempo después me fui dando cuenta que existe mucha posibilidad de que, con la forma tradicional de manufactura, se podía concretar y crear joyas mucho más contemporáneas, más actuales, vigentes que pudieran funcionar en cualquier lugar del planeta. Y así empecé, cuando regresé de Holanda, con una primera colección que tiene pues una geometría absoluta.


Yo creo que entonces tu diseño fue evolucionando a la vez que la sociedad en general fue pasando de épocas en que había tendencias, en que había ciertas modas, cierta estética que a ti te gustaba, hasta llegar a lo que es hoy, que es en realidad la no tendencia, cada pieza de joyería que uno se pone es en realidad una forma de expresión personal, ¿no?


Si, precisamente la tendencia ala no tendencia, que es lo que está impuesto con todo lo que tiene que ver con el estilo de vida, muebles muy futuristas también. Cada quien decide qué de esa parte disfruta mantener.


Ahorita estuvimos viendo algunas de tus piezas yo creo que hay todavía algo de lo que mencionabas, de la estética con la que iniciaste, y fuiste obviamente evolucionando. Incluso vemos colores mexicanos, materiales muy típicos de México. ¿Cómo es para ti estar ahora trabajando en un mercado global? Yo sé que has tenido presencia en diferentes continentes en tiendas multimarca, pero tienes ya tus propias tiendas en diferentes par-tes de América latina y de Estados Unidos. Obviamente son culturas muy diferentes. Presentas colecciones dos veces al año si no me equivoco; En París y en Nueva York. ¿Cómo se adapta todo tu trabajo a los diferentes mercados y diferentes culturas?


Pues justamente, con esa tendencia. Me voy a ir un poco para atrás en la pregunta. Cuando yo comencé a diseñar, el estilo era completamente minimalista, muy lineal y europeo en aquel momento. Lo que hoy se vive es completamente diferente, porque finalmente existe esta tendencia maximalista y visualmente muy rica. Lo que me sorprende en las exposiciones de parís o en las de Nueva York es que anteriormente estaba muy marcada la tendencia. Las piezas muy sencillas o más clásicas eran las que gustaban en Europa, y lo que tenía un estilo un poquito más maximalista, un poquito más grande, más vistoso, era difícil de ser aceptado.


Hoy, al contrario, es precisamente lo que les gusta y lo que están buscando; El desafío visual a la tendencia que existe en la mayoría de los diseñadores europeos. Pero para nosotros es natural, para ellos no. Apenas están evolucionando hacia esta parte, entonces la verdad que ha resultado muy interesante el poder ver como quien originalmente para mi eran los belgas, los noruegos, los suecos, con un estilo muy muy pequeño y peculiar, hoy están introduciéndose a este mundo fascinante, incluso un poco con la tendencia de Frida Kahlo, maximalista, brillante y posiblemente muy influenciados también por esa cultura que nos deja la estítica de Frida Kahlo. Entonces la verdad es que es interesantísimo como se desbordan por las monedas, por los pesos mexicanos, por las rosas o por piezas que son maximalistas es muy interesante.


Todas estas piezas de los pesos y las monedas mexicanas, ¿Son piezas que se venden igual en cualquier lugar del mundo, verdad?


Si, incluso yo trabajo muy de cerca con los clientes multimarca de Europa porque están muy acostumbrados a que el diseñador trabaje de la mano con ellos. Entonces para momentos o colecciones especiales, o capsulas que hacemos para sus tiendas, yo trabajo muy de cerca y precisamente estaba trabajando con dos holandesas y un alemán porque les encanta el tema de las monedas. Incluso querían que hiciera cinturones grandes y vistosos. Está completamente el mundo al revés de cuando yo comencé a diseñar al momento actual. Es muy interesante que ahora buscan ese maximalismo y esa profusión que anteriormente era muy reservada para los latinos, o los latinoamericanos, y hoy la tendencia es global finalmente, cada uno disfruta de lo que quiere, lo cual me parece maravilloso.


Sobre Frida Kahlo, platícanos la influencia que tiene este gran personaje en la corona que diseñaste


Todo que ver, de hecho, se llama Frida. Justamente cuando me preguntaban de Netflix: ¿cómo le vas a poner? Pues Frida se va a llamar, les dije. Se sorprendieron porque sabían del proyecto, pero ya en la entrevista final, en la grabación del video, fue con la pieza ya prácticamente terminada cuando les dije que se iba a llamar Frida. No les había contado la historia detrás de cómo me di cuenta de que el pueblo británico ama el trabajo, la vida la obra de Frida Kahlo. La verdad es que es maravilloso el haberlo descubierto hace dos años, en el (museo) Victoria and Albert, y hoy concretarlo en esta pieza con las rodas, las flores y los colores, que finalmente son muy de estilo mexicano, muy propios y muy nuestros.


Platícanos un poco más sobre este punto


Me refiero a mi interpretación de la corona que hice para Netflix. Yo le di ese sello mexicano, a través de utilizar las rosas que están muy presentes en los textiles, en los huipiles, en la ropa que utilizaba Frida en su día a día, en su casa, pues era un contraste, ¿no? de feminidad, de su lado masculino y femenino, pero pues las rosas y el colorido estaban presentes. Entonces si tú ves la corona y dices se llama Frida y le ves los medallones de gemas de colores, entiendes por qué es una corona mexicana y no es una corona europea, aunque paradójicamente la corona real tiene una carga mexicana, que se llama la peregrina, que estuvo en diferentes manos durante mucho tiempo y llego a la corona real hace ya décadas, cuando fue insertada y montada en la corona. Entonces, digamos que México también ha estado presente en las joyas reales. En otro tiempo, por otras razones, pero ha estado presente.


Tienes toda la razón. Y siguiendo con la corona Frida: ¿Se fabricó 100% en tu taller?


Si, se hizo en mi taller en Taxco 100%. La hicieron muchas personas por que se trabajo en conjunto para poder entregar las piezas en el tiempo récord que pedía Netflix. Trabajan con mucha secrecía. Los tiempos y los proyectos, los actores, y lo que está pasando detrás, pues lo comparte de una manera muy cuidadosa, muy estratégica. Saben qué van a decir y cuando. Entonces pues tienes que aprovechar las oportunidades y estas te tienen que agarrar trabajando. Justamente el hacer la corona en ese tiempo récord, desde iniciar el proyecto hasta terminarla en un mes, fue un periodo muy intenso pero muy padre. Se involucró a todas las áreas del taller desde la selección de las gemas, el area de metales, baños, ensamble y desgaste de piedras. La verdad es que fue muy padre porque todos participamos, que fuimos como 30, pero 3 al final fueron los joyeros que concretaron y terminaron la pieza ya en la última semana, después de la visita de Netflix. Entonces pues fue casi todo el equipo que se encarga de las colecciones de joyería el que participo en el ensamble de la corona. La verdad es que estaban muy entusiasmados.


Todo el equipo obviamente es originario de Taxco: Artesanos, de vocación y tradición de toda la vida, ¿verdad?


Si, exacto, gente que ha llevado esta magnífica cultura, que es la platería, y que la van trayendo a las siguientes generaciones. Esa es la razón de ser de este taller que construimos y que tenemos en Taxco, que es casa de plata, para mantener la tradición de la platería, fabricada de la manera antigua.


Sé que tu estudio está construido alrededor de árboles; una de las cosas que mantuvieron en el lugar en donde se construyó. ¿Dirías que tu trabajo está muy relacionado con la naturaleza, en sus formas?


Claro sin duda, al final del día, lo vas a ver muy presente en todos los elementos que componen la colección. Pero, también tiene ese contraste muy lineal y muy geométrico que caracterizo el inicio de mi trabajo y que me gusta mantener y contrastar. No todo 100% con formas orgánicas, pero tampoco 100% lineal, por que perderían mi esencia original y eso no me gustaría. Además, disfruto de generar esa mezcla, ese contraste, y ver que cuando de pronto llega alguien que se dedica al diseño o a la arquitectura pregunta: ¿cuántos diseñadores hay aquí? porque los estilos son muy diversos, pero al final del día pues todo emana de un solo lugar. Eso es parte también interesante.


Una última pregunta, donde va a terminar la corona.


Pues es de Netflix. Ojalá que terminara en Taxco, pero sabes que lo contrario también está padre porque es diferente. Hay que abrirlo, tiene que llegar a donde alguien lo disfrute. Yo ya compartí la parte creativa y todo mi equipo en hacerla. Lo más interesante es que igual y le toca a un fan que jamás lo pensó posible. Eso también está padre, que pudiera generarse de esa manera.


Claro, y hablando como mexicano, yendo más allá de que a mí en lo personal me parecen muy atractivas tus piezas, que orgullo que Netflix te haya volteado a ver a ti, y que la corona está basada en algo tan mexicano. Que padre que ande esa corona en el mundo, ¿no?


Si la verdad es que es bien padre que son muy abiertos para trabajar. Sobre todo, es difícil que te den libertad creativa absoluta. En cualquier proyecto te dan las líneas, pero aquí no, fue muy al contrario. Netflix quería que realmente se viviera el espíritu creativo desde la percepción de un fan de la serie, que es lo que soy. También por supuesto, como diseñador, tener acceso a la manufactura de saber cómo se hace y que me guiaran, no para la creación de esta corona, sino antes como joyero. Entender cómo se habían creado en ese tiempo este tipo de piezas sin las técnicas actuales, como se habían montado cada uno de los brillantes, y de donde se había traído cada una de las gemas, la verdad es que resulta fabuloso. El que me hayan invitado a este proyecto es también fabuloso por que engloba complemente lo que para mí ya es natural: Estudiar y reconocer el trabajo de otros muchos joyeros de hace cientos de siglos y del siglo pasado también.


Fue entonces un proceso en el que tu aprendiste muchísimo. Seguramente será una experiencia que influenciará las siguientes colecciones de tu trabajo.


Sin duda. El hecho de recapitular en una sola pieza lo que había visto y lo que había conocido durante mi estancia de aprendizaje y estudios en Europa, y luego unirlo a las técnicas de manufactura, a ese espíritu de los 30´s y los 40´s, con Frida en este movimiento arquitectónico y cultural que empoderó a muchos artistas, y que crearon un grupo muy interesante, resulta muy enriquecedor como diseñador.


Para nosotros la verdad es que es un orgullo, como mexicanos, que tu trabajo sea reconocido de esa manera. Muchísimas gracias por tu tiempo el día de hoy y felicidades de verdad por tu trayectoria.


Muchas gracias Pues yo aquí feliz de la vida de venir a chihuahua para poder inaugurar formalmente el espacio. Quedo lindo, diferente, actual. me gusta mucho.


Muchas felicidades


Un placer, y bienvenidos a Daniel espinosa

© 2018 Terentti. Todos los derechos reservados. 

La totalidad del contenido de este sitio web es propiedad exclusiva de Terentti Magazine. Queda estrictamente prohibida su reproducción, distribución o transmisión excepto previa autorización por escrito de Terentti Magazine. El uso de nuestro sitio web implica su aceptación de nuestros Términos y Condiciones, así como de nuestra política de privacidad.